El principio de algo

Cuando el Parlamento decretó que androides y ginoides fueran libres, su fabricación dejó de tener interés.
Ellos eran incapaces de reproducirse y no poseían medios materiales.
La medida, sin embargo, llegó tarde, y las calles se llenaron de libertos.